domingo, 13 de noviembre de 2011

Calle 13 y la Simón Bolívar en los Grammy


La Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, dirigida por el venezolano y "Anillo de Beethoven" Gustavo Dudamel, llevó este jueves su música y talento en la apertura de la edición número 12 de los premios Grammy Latino, que se celebró en el Centro de Eventos Mandalay Bay de Las Vegas, en Estados Unidos.
La gloriosa sinfónica acompañó musicalmente a la agrupación Calle 13 con su tema Latinoamérica, tal como se conoció a través de un contacto en vivo transmitido por Venezolana de Televisión.

CHÁVEZ SALUDÓ LA PRESENTACIÓN

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, felicitó la actuación de la Orquesta Sinfónica “Simón Bolívar”, junto a Calle 13, con un mensaje a través de su cuenta en twitter@chavezcandanga.
El líder de la Revolución Bolivariana, escribió: Bravo por nuestra Orquesta “SimónBolívar”! Bravo por nuestro GustavoDudamel! Bravo por “Calle 13″!! ViviremosYVenceremos!”.

RESIDENTE ACTIVO


René Pérez, a través de su cuenta en Twitter @Calle13Oficial, agradeció previamente a la Simón Bolívar y se refirió a ella como una gran orquesta.
“El jueves será una gran noche! Música en vivo junto a una gran orquesta.Gracias Venezuela! Latinoamérica grita y se escucha!”, expresó René el pasado miércoles en su cuenta en Twitter.
Desde su creación en 1978 por el maestro José Antonio Abreu, la orquesta venezolana ha trabajado con directores e intérpretes reconocidos mundialmente, y ha recorrido Europa, Asia y América en varias giras, recibiendo ovaciones en cada presentación.
Por su parte, la agrupación borícua Calle 13 ha ganado en ediciones anteriores del premio diez estatuillas, y esta noche compiten en diez categorías, que incluyen mejor álbum, mejor álbum de música urbana por “Entren los que quieran” y mejor canción y grabación del año, por el disco “Latinoamérica”.
correodelorinoco.gob.ve
Texto/Nancy Mastronardi

Vea el video y escuche la canción "Latinoamérica" en la Página de Calle 13



Fuente

jueves, 22 de septiembre de 2011

Evo Morales propone refundar la Organización de Naciones Unidas


El presidente del Estado de Bolivia, Evo Morales Ayma, en su discurso ante la 66ª Asamblea de la Organización de Naciones Unidas (ONU), planteó refundar el organismo internacional debido a su incapacidad de hacer cumplir sus propias resoluciones y al sometimiento a su Consejo de Seguridad, entidad encargado de mantener la paz y la seguridad entre las naciones.


Morales aseveró que la ONU está manipulada política e ideológicamente porque está al servicio de los intereses de algunos países poderosos al no hacer respetar “el desbloqueo a Cuba al igual que el Consejo de Seguridad”.


“Siento que nuestra Naciones Unidas está sometida al Consejo de Seguridad, (entonces) para que sirve esta Naciones Unidas si acá un grupo de países deciden intervenciones, matanzas; serán consejos de seguridad para presidentes, para gobiernos y pueblos procapitalistas y proimperialistas, pero es un consejo de inseguridad para gobiernos y pueblos que buscan la liberación económica, la recuperación de sus recursos naturales”, aseveró.


En ese escenario, el primer mandatario boliviano planteó la necesidad de refundar el organismo internacional para que su labor esté orientada a buscar la igualdad y la justicia entre los países del planeta.“Si queremos que esta organización, las Naciones Unidas, tenga cierta autoridad para hacer respetar las resoluciones, tenemos que empezar a pensar en refundarla, porque no puede seguir como está”, sostuvo.

“Es hora de debatir profundamente el rol de las Naciones Unidas para que sea reconocida y respetada por los pueblos del mundo”, puntualizó.Derechos de la Madre TierraMorales también se refirió a los derechos de la Madre Tierra e invocó a los países miembros de la ONU aprobar leyes a su favor.


“Tenemos una enorme responsabilidad de defender los derechos de la Madre Tierra, estoy convencido, la mejor forma de defender los derechos humanos es defendiendo los derechos de la Madre Tierra, en ese sentido tenemos la responsabilidad de aprobar (leyes)”.

Finalmente el mandatario boliviano planteó al pleno de la Asamblea de la ONU elaborar un nuevo decálogo de reivindicaciones sociales, en base al sistema financiero, sobre recursos naturales, servicios básicos, la producción, para comenzar a “refundar a las Naciones Unidas, para que sea la máxima instancia de solución en temas de paz, pobreza, dignidad y soberanía de los pueblos del mundo”.La Paz, 21 septiembre 2011 – F.C./

martes, 20 de septiembre de 2011

Las instituciones paralelas de Chávez

Hugo Chávez ha sido en los últimos años el arquitecto de una serie de instituciones en América Latina que buscan alejar el centro de poder de Washington y ubicarlo en la región.


Así el presidente de Venezuela ha dado vida, y se ha erigido en principal impulsor –en lo discursivo y en lo económico– de distintas organizaciones que abarcan diversos aspectos: desde lo político hasta lo económico pasando por la defensa y las telecomunicaciones.
 
Este fin de semana, y tras la decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de exigir al gobierno de Venezuela el levantamiento de una inhabilitación que pesa sobre un líder opositor, Chávez abogó por la creación de una Corte de Derechos Humanos.
 
"Debemos seguir pariendo nuestra nueva institucionalidad –dijo Chávez–Unasur debe tener una Corte de Derechos Humanos, como debe tener una Corte Electoral, un Consejo de Defensa y el Banco del Sur".
 
Pero, ¿qué posibilidades hay de que esta última propuesta de Chávez prospere?
 
De su idea no se conocen más detalles, pero para el internacionalista Julián Rivas "puede ver la luz, porque la Unasur es un proceso en desarrollo, es cuestión de tiempo".

"Se trata de una respuesta a un sistema interamericano que está en crisis", agregó.
 
Sin embargo, el experto en relaciones internacionales y ex-embajador venezolano Adolfo Taylhardat la considera "una empresa imposible".
 
"Crear un tribunal internacional no es soplar y hacer bombillos. Fíjense lo que tomó crear la Corte Penal Internacional. Ya existe una corte a la cual los países (de la región) se adhirieron, quizás los únicos que puedan seguirlo son los títeres del ALBA", dijo.
 
BBC Mundo repasa algunas de estas instituciones y organismos que cuentan con el respaldo de Chávez.


Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA)
 
Al caballito de batalla de Hugo Chávez en política internacional se lo conoce como ALBA, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América.

Creada en 2004 e integrada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, Venezuela, surgió como una alternativa al Área para el Libre Comercio de las Américas, idea respaldada por Estados Unidos que nunca se llegó a concretar.

Este bloque "tiene el propósito histórico fundamental de unir las capacidades y fortalezas de los países que la integran, en la perspectiva de producir las transformaciones estructurales y el sistema de relaciones necesarias para alcanzar el desarrollo integral requerido para la continuidad de nuestra existencia como naciones soberanas y justas".

Años atrás el presidente Chávez aseguró que ALBA surgía en la búsqueda de contar con un modelo que integre "de verdad".

"No un modelo que nos desintegre, que integre a unos a expensas de la desintegración de otros".

El ALBA funciona como un mecanismo de cooperación e intercambio a través de los Tratados de Comercio de los Pueblos.

Entre sus socios se estableció, para algunas transacciones, el comercio con una moneda electrónica, conocida como el sucre.

Desde el bloque se impulsa la creación de empresas "grannacionales", el desarrollo de Casas Culturales, la instalación de una escuela militar y los Juegos deportivos del ALBA, entre otras cosas.

Banco del Sur (Bansur) 

Los siete países fundadores de la Unión Sudamericana de Naciones (Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay, Venezuela y Uruguay) lanzaron en esta iniciativa a fines de 2007. Cuatro años después la idea aún no se materializa, aunque el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo la semana pasada que el banco entraría en operaciones antes de fin de año. Hasta el momento, el Banco del Sur ha sido ratificado por Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela. Aún no lo han hecho Brasil, Paraguay ni Uruguay. Su objetivo es financiar el desarrollo económico y social de los países miembros así como fortalecer la integración, reducir las asimetrías y promover una distribución equitativa de las inversiones. 

Para el gobierno de Venezuela, en donde estará la sede de la institución, con el Bansur se busca construir la "nueva arquitectura financiera regional". Se ha asegurado que el banco contará con un capital inicial deUS$20.000 millonesEl banco surgió tras una idea del presidente Chávez que buscaba que la región contara con "soberanía financiera". Y al lanzarlo aseguró que esta institución financiera se trataba de un "hecho político que forma parte de una guerra económica y social". 

En una región donde el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial son blanco de críticas casi permanentes, esta iniciativa también surgió en parte como una forma de suplir algunos de sus objetivos como el de brindar créditos. Una tarea que algunos entes como el Banco Interamericano de Desarrollo o la Corporación Andina de Fomento ya cumplían, aseguran otros observadores.

Unión Sudamericana de Naciones (Unasur)
En el marco de la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur), impulsada mayormente por Brasil y Venezuela, se han creado una serie de organismos como el Consejo de Defensa Sudamericano o el Consejo Electoral. La Unasur, que surgió en 2008 aunque comenzó a funcionar formalmente en marzo, surge como una alternativa sudamericana a la Organización de Estados Americanos, con sede en Washington, vista en algunos países como una herramienta del poder de Estados Unidos. 
"La Unasur ha nacido y la OEA cada día sirve para menos, y ahora dividida, pues, menos", aseguró el presidente Chávez el año pasado. Este bloque tiene como meta "el desarrollo de un espacio integrado en lo político, social, cultural, económico, financiero, ambiental y en la infraestructura". En su seno ya han surgido iniciativas como el Consejo de Defensa Sudamericano –también con el impulso principal de brasileños y venezolanos– que busca promover la defensa regional e impulsar la cooperación en materia militar. 
Este Consejo, llamado por algunos como la "OTAN sudamericana", tiene entre sus tareas la planificación de ejercicios militares conjuntos, fomentar la capacitación militar de la región y apoyar iniciativas asistencia a víctimas de desastres naturales. También a partir de las próximas semanas se podrá en práctica la tarea de enviar observadores electorales a los comicios que se realizarán en la región. Esta tarea forma parte del Consejo Electoral quien encontró en el canciller venezolano a su principal impulsor. 
En un nivel superior que la Unasur, se constituyó en 2010 – y aún permanece en proceso embrionario– la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (Celac), organismo que agrupa a los países de América con excepción de Estados Unidos y Canadá.
Telesur 
Las iniciativas venezolanas no se han limitado a la integración política o económica. Este canal de televisión sudamericano comenzó a operar en 2005 y fue calificado el día de su puesta en marcha como un "producto del despertar de nuestros pueblos. Llegó la hora de iniciar un gran cambio y Telesur es parte de ese cambio", según dijo el presidente Chávez. 
Para el gobierno venezolano, accionista mayoritario de la cadena, se trata de un proyecto "en contra del imperialismo cultural". Los gobiernos de Argentina, Bolivia, Ecuador, Cuba, Nicaragua y Uruguay también apoyan la iniciativa. La cadena, según su sitio web, se define como un "multimedio de comunicación latinoamericano de vocación social orientado a liderar y promover los procesos de unión de los pueblos del SUR", entendido ese "sur" como un "concepto geopolítico que promueve la lucha de los pueblos por la paz, autodeterminación, respeto por los Derechos Humanos y la Justicia Social". 
Con una línea editorial marcadamente de izquierda, afín con la ideología de los gobernantes de turno en los países que la apoyan, críticos de la cadena consideran que el día que esos gobiernos cambien de signo, Telesur vería comprometida su continuidad.
Fuente: Revista Semana