domingo, 22 de julio de 2007

El sueño de Bolívar hecho realidad

La Integración Latinoamericana debiera ser un objetivo fundamental de todos y cada uno de los gobiernos de América del Sur. Este aspecto había sido desterrado de las posibilidades políticas de Venezuela en cuarenta años de gobierno derechista. Esa derecha que le niega la participación en todos los ámbitos al Pueblo venezolano.

La Integración Latinoamericana debería de ser promocionada entre nuestros escolares, como punto de apoyo para las relaciones humanas entre distintas culturas que están ligadas mediante vínculos geográficos, sociales, culturales, etc. Es el caso de nuestros hermanos de Sur.

Nuestros hermanos de Sur, son como nosotros. Han pasado por las mismas vicisitudes políticas, económicas y sociales (llámese "intervencionismo") que nosotros los venezolanos. Nuestros Indígenas, al igual que el grueso de todas las etnias, han sido despojados de sus tierras, de sus derechos como ciudadanos, de su religión, de sus costumbres y tradiciones ancestrales.

Nosotros, los Latinoamericanos, los que tendríamos que hablar en wayuu, en quetchua, en guaraní, estamos dispuestos a reestablecer nuestra comunicación, nuestra identificación, nuestra idiosincrasia, nuestra soberanía. Queremos vernos a nosotros mismos a través de los medios, de todos los medios. No nos conformamos con las migajas de una programación insolente y fascista que relate solo nuestros menesteres de necesidad. Queremos mostrarnos hacia el mundo como lo que somos:

Un Pueblo inteligente que puede aprovechar sus recursos ecológicamente, que puede producir riqueza material y espiritual, que puede hacer valer sus derechos como ente Soberano del Mundo. Un Pueblo que rechaza firmemente el intervencionismo venga de donde venga.

La América de Bolívar está en donde menos la imaginan. Donde hay ansias de libertad, el nombre de Bolívar se cubre de gloria, se hace presente para orientar, para satisfacer la magna esencia del ser.

No hay comentarios: