sábado, 10 de noviembre de 2007

Cumbre de los Pueblos rechazó el neoliberalismo y destacó el resurgimiento de fuerzas progresistas

ver noticia aquí

La cita emitió el llamado ''Manifiesto de Santiago'', el cual expresa que los pueblos de la región están en capacidad de unirse a pesar de su diversidad geográfica, étnica, cultural y política, ''para imaginar y construir otras soluciones para este único mundo''.

La Cumbre de la Amistad y la Integración de los Pueblos, reunida en Santiago de Chile de forma paralela a la XVII Cumbre Iberoamericana, aprobó este viernes el llamado "Manifiesto de Santiago", en el que los movimientos sociales y progresistas de la región rechazaron el modelo económico neoliberal vigente en la mayoría de los países y destacaron el resurgimiento de las fuerzas populares.

La Cumbre fue inaugurada por Carlos Margotta, rector de la Universidad de Artes y Ciencias Sociales (Arcis), en cuya sede se realizó la cita alternativa, que congregó a cientos de delegados de la mayoría de los países de la región.

En su intervención, Margotta se refirió a la importancia de "consolidar una plataforma de demandas populares y objetivos estratégicos para los pueblos y sus organizaciones en todo el continente".

A su vez, Juan Andrés Lagos, uno de sus organizadores, definió el encuentro como "un rico y diverso ámbito para el intercambio y el debate en momentos en que las fuerzas populares avanzan en la región y el imperialismo norteamericano intenta frenar ese proceso".

El "Manifiesto de Santiago", dado a conocer tras la clausura de los debates, señala que las luchas de esas fuerzas en distintos países han influido decisivamente en la elección de gobernantes afines y sensibles al gran ideario de emancipación, unidad e integración latinoamericana.

El texto destaca "las contradictorias realidades de la región y las acciones que permitan avanzar hacia la democratización, unidad, soberanía y autodeterminación de nuestros pueblos y naciones".

No hay comentarios: