viernes, 16 de noviembre de 2007

El tren del Sur

Vea noticia aquí

Construir el Tren del Sur, que serviría para promover la integración latinoamericana y facilitar el comercio, debe ser una prioridad y una política de los gobiernos, pues este sistema de transporte tiene que ser una realidad en menos de una década.

“No podemos renunciar al derecho de unirnos, dijo Freddy Ehlers, secretario de la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

“Hemos decidido tener como una acción próxima la construcción del Tren del Sur, el tren suramericano que permitirá hacer realidad el sueño de ir de Caracas a Buenos Aires, expresó el diplomático durante el conversatorio: ¿En qué está el proceso andino de integración?, organizado por el Centro de Investigaciones para el Desarrollo, CID, de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia.

Según el funcionario, con la voluntad política de los gobiernos, la obra se puede hacer en una década o en menos pero lo importante es que sirva a los ciudadanos de los países suramericanos y facilite el proceso de integración.

Esta modalidad de transporte reducir los costos de la movilización de carga, que es uno de los problemas que tienen las pequeñas y medianas empresas del continente, el cual les resta competitividad.

Para el embajador Ehlers, los procesos de integración a diferencia de los recientes tratados de libre comercio bilaterales que se han firmado, deben ir más allá de lo estrictamente comercial y tocar lo político y lo cultural.

Con el fin de responder a este nuevo enfoque, el diplomático explicó que los países andinos se han puesto de acuerdo en hablar de una integración integral y eso involucra entonces el tratamiento de temas inéditos como la problemática ambiental, social e internacional.

“La integración integral es una integración que es más que la integración comercial. Es una integración en la cual se beneficia a los sectores más necesitados, a los más pobres de nuestros países y que al mismo tiempo no dañe la naturaleza, en el que podamos nosotros ir aumentando nuestro desarrollo humano, sobre todo el de los sectores que más lo necesitan pero que no sea a costa de la naturaleza, sino que sea un desarrollo realmente sustentable. Ese es el gran reto no sólo para la Comunidad Andina sino para el mundo, dijo el diplomático.

Al referirse al posible regreso de Venezuela a la CAN, Ehlers dijo: “Queremos regresar a una CAN distinta, lo que según él, es una CAN menos jerárquica y más democrática, que promueve la integración de los países y respeta los tiempos y los puntos de vista de cada uno de ellos. “Se ha logrado hacer una unión en la diversidad. Somos diferentes pero estamos unidos, expresó.

Para el Secretario General de la CAN, la reunión que se llevó recientemente a cabo en Colombia con los representantes de la Unión Europea es un avance para mejorar el intercambio entre estos dos bloques comerciales.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Holas, esta idea del tren me gustó mucho. Ojalá los estados se pongan las pilas para verlo realidad ya que Venezuela le pone ganas, pero los demás también tienen que hacer su esfuerzo. Muy bueno el blog.

Dani, el documentalista