martes, 27 de noviembre de 2007

Gobernador de Mendoza viaja a Venezuela como observador del Referendo Constitucional

El jueves pasado, Julio Cobos habló por teléfono con Alicia Castro, la embajadora argentina en Venezuela. La charla se centró en la invitación que el país caribeño le hizo al actual gobernador mendocino para que viaje como uno de los observadores internacionales del referendum que se concretará el próximo domingo.

Castro fue la portadora de la invitación que llegó primero a través de un correo electrónico enviado por el Consejo Nacional Electoral de la República Bolivariana de Venezuela.

La otra persona distinguida para representar a la Argentina como observador, es el titular de la Dirección Nacional Electoral, Alejandro Tulio.

En el caso particular de Cobos, esta misión internacional la realizará a una semana de la entrega del mando provincial al justicialista Celso Jaque y de su asunción como vicepresidente de Cristina Kirchner.

Ese contexto hizo que Cobos al principio dudara de viajar (ver aparte). Pero ayer fuentes cobistas advertían que estaba prácticamente confirmada su presencia durante cuatro días en el país que gobierna el influyente Hugo Chávez.

Precisamente el referendum venezolano es importante para la vida institucional de ese país pero también por la repercusión que tendrá para el bloque regional dada la incidencia de Chávez y su política de integración latinoamericana basada económicamente en su poderío como exportador petrolero.

Concretamente, el domingo, el pueblo venezolano deberá autorizar o no la reforma constitucional que incluye la reelección presidencial indefinida.

Para cumplir con esta comisión, Cobos deberá viajar el jueves de esta semana y retornará a la provincia el martes 5.

Al mismo tiempo, según las informaciones llegadas desde Venezuela, el funcionario chavista Vicente Díaz, responsable del Consejo Nacional Electoral, detalló que a partir del 29 de noviembre llegaron a ese país los observadores internacionales del referendo de la reforma, entre los cuales figuran expertos de Europa, América, Estados Unidos y Canadá. Se estima una cifra de invitados de unas 100 personas entre los que se encuentra el mandatario mendocino. Este centenar de veedores externos se unirán a 1.200 testigos del plebiscito aportados por las facciones que apoyan al Si y al No.

Esta convocatoria está enmarcada en la imposibilidad de que se presenten veedores internacionales enviados por la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea (UE), ya que Venezuela no pudo hacer con tiempo las llamadas a estos organismos internacionales.

En este caso tendrían que haber sido invitados desde junio y eso ha impedido que ellos vengan como misión, señaló Díaz al explicar que el CNE venezolano no pudo invitar a la OEA y la UE con antelación porque recién el pasado viernes 2 la Asamblea Nacional aprobó el proyecto de reforma constitucional.

A propósito, la invitación oficial venezolana para Cobos contenía elogios hacia el sistema electoral aplicado en Mendoza e incluso hacía mención de los proyectos para implementar el voto electrónico, tal como confiaron los colaboradores de Cobos.

El protagonismo de Alicia Castro como nexo de este desembarco de Cobos se hizo notar dado que no es menor el detalle que el vicepresidente electo de la Argentina actúe como veedor del plebiscito.

Es conocida la afinidad política de la embajadora Castro con el presidente venezolano. Por eso accionó como puente con el Programa de acompañamiento internacional - Referendum de la Reforma Constitucional.

Noticia aquí

No hay comentarios: