sábado, 10 de noviembre de 2007

Hugo Chávez le puso la pimienta a la Cumbre Iberoamericana

Latinoamérica - ELTIEMPO.COM -> Hugo Chávez le puso la pimienta a la Cumbre Iberoamericana

"No soy monedita de oro para caerle bien a todos", entonó el presidente venezolano al bajar del avión que lo llevó a Santiago de Chile.

Además, abrió los fuegos contra la propuesta de la presidenta chilena Michelle Bachelet sobre "la cohesión social", diciendo que es un término "muy conservador, muy estático".

Y también puso el dedo en la llaga abierta que hay entre chilenos y bolivianos: "Aquí todos conocemos la historia. Bolivia tuvo mar. Cuando vino Simón Bolívar, vino Antonio José de Sucre y se reunieron en este pueblo y crearon aquella república, ustedes vean los mapas pues, Bolivia tenía su mar".

El viernes corría el rumor en la sala de prensa que Chile y Bolivia anunciarían la reanudación de sus relaciones diplomáticas, interrumpidas desde 1978. Con su particular estilo, anti-protocolo, Chávez atrajo la atención de la prensa y propuso instalar como tema de la XVII Cumbre Iberoamericana el concepto de transformación social.

Paralelamente, otras dos 'cumbres' se desarrollaron en Santiago. Una fue organizada por el llamado 'Movimiento por la Vida', en la Universidad Santo Tomás, y en ella participaron cerca de un centenar de parlamentarios chilenos y de otros países.

Al mismo tiempo, en la también privada Universidad Arcis (Artes y Ciencias Sociales) se congregaron varios centenares de jóvenes, representantes indígenas, profesores universitarios y sindicalistas, en la denominada Cumbre Social por la Amistad e Integración de los Pueblos Iberoamericanos.

Esta reunión se clausura este sábado en el Estadio Nacional de Santiago, con la intervención de algunos mandatarios, entre los que se esperaban a Hugo Chávez de Venezuela, el boliviano Evo Morales y el ecuatoriano Rafael Correa.

Alejandro Foxley, ministro chileno de Relaciones Exteriores, se mostró satisfecho por la exitosa convocatoria a los presidentes y el consenso registrado en la previa conferencia de cancilleres, que revisaron palabra por palabra la declaración final que este sábado subscribirán los jefes de Estado.

El gran éxito de Chile, como país organizador, se focalizó en la aprobación unánime del Convenio Multilateral de Seguridad Social Iberoamericano, aprobado por los cancilleres y por los gobernantes, pero que solo entrará en vigencia cuando los parlamentos de cada país le den su visto bueno. Este convenio permite que al menos 25 millones de emigrantes latinoamericanos puedan hacer valer sus imposiciones pensionales al momento de jubilarse, en cualquier país que se encuentren.

No hay comentarios: