jueves, 29 de noviembre de 2007

La Asamblea Constituyente de Ecuador

MONTECRISTI, Ecuador (Reuters) - La asamblea constituyente de Ecuador se instaló oficialmente el jueves armada de plenos poderes para reformar la carta magna, una jugada clave con la que el presidente Rafael Correa apunta a llevar al inestable país andino hacia el socialismo.

La asamblea, en la que el movimiento político de Correa ocupa 80 de los 130 escaños, cuenta con un plazo de 180 días, con una prórroga de 60, para implementar las reformas a la Constitución que serán sometidas a referendo el próximo año.

La sesión oficial se instaló con 128 asambleístas.

La asamblea es el eje del plan político de Correa y en ella la población ha puesto la esperanza de que pueda resolver desde las recurrentes disputas políticas hasta las carencias de infraestructura básica.

Con la instalación de la asamblea se abre el camino con el que Correa busca emprender reformas clave para reducir el poder que ejercen los partidos políticos tradicionales en el aparato estatal, así como desmontar las políticas neoliberales que han guiado al país.

Minutos después de haber instalado la sesión, los asambleístas decidieron tomar un receso por problemas técnicos en la sala de reuniones del complejo urbanístico de unos 4.000 metros, construido especialmente para el funcionamiento de la asamblea en las faldas de un cerro en la ciudad de Montecristi, a unos 250 kilómetros al oeste de Quito.

Miles de ecuatorianos se dieron cita en la sede de la asamblea para respaldar el trabajo de la asamblea y vigilar el cumplimiento de sus funciones, según comentaron.

"Estamos aquí para velar nuestros derechos y exigir que cumplan con todo lo que nos han ofrecido," dijo Fabián Navarrete, líder del movimiento montubio de Ecuador, quien pernoctó en las inmediaciones de la asamblea junto a otros cientos de ecuatorianos.

La instauración de asambleas constituyentes para reescribir la carta fundamental ha sido el camino escogido por los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y Bolivia, Evo Morales, para consolidar su poder y apoyar sus plataformas políticas, que incluyen la nacionalización de los recursos naturales.

Correa, que profesa su amistad con Chávez, es uno de los presidentes más populares de la última década en Ecuador por su discurso de barricada y masivos planes sociales.

(Por Alexandra Valencia, Editado por Silene Ramírez)
Fuente

No hay comentarios: