jueves, 22 de noviembre de 2007

"Uribe obstaculizó el proceso de canje humanitario"

Noticia aquí

Caracas.- El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, puso obstáculos en el proceso de mediación de su homólogo venezolano Hugo Chávez para un canje humanitario con los rebeldes de las Fuerzas Arnadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que terminó la noche de ayer, dijo hoy el diputado oficialista de la Asamblea Nacional (AN), Mario Isea.

"Uribe jugó esa carta bajo presión. Cada vez que Chávez tomaba una iniciativa para buscar flexibilizar posiciones había una respuesta muy dura del gobierno colombiano", afirmó Isea, jefe de la bancada legislativa en una entrevista al canal Globovisión.

"Creo que el gobierno colombiano no hizo todo lo que debía hacer", para avanzar en las negociaciones por un canje humanitario de unos 45 rehenes de las FARC por 500 rebeldes presos, propuesto por el grupo guerrillero, aseveró.

Isea puso como ejemplo que Uribe había dicho que si el líder máximo de las (FARC, marxistas) Manuel Marulanda, alias "Tirofijo", salía de sus campamentos en la selva colombiana para buscar reunirse con Chávez "lo ponemos preso", reseñó AFP.

Uribe señaló que "si Chávez pedía un salvoconducto para poder hablar con los tipos (de las FARC, unos 17.000 hombres) los ponemos presos, les aplicamos la ley, el ejército está presto", prosiguió el diputado.

El vocero oficialista deploró que durante la terminada mediación "nunca había una actitud de flexibilidad real" de parte de Uribe.

"Las acciones coyunturales cada vez que había un acercamiento eran muy claras de resistencia, de trabas, no de facilitación", de parte de Uribe prosiguió.

"Hay factores de poder en Colombia que no quieren y no facilitan", el canje humanitario, dijo. "No me sorprende lo que está pasando", puntualizó.

El presidente colombiano dio por terminada abruptamente anoche la mediación de Chávez para un canje humanitario, y recibió críticas inmediatas de familiares de rehenes y llamados al diálogo de parte del gobierno de Francia.

Uribe adoptó esa decisión tras conocer que Chávez se comunicó ayer telefónicamente con el comandante del Ejército colombiano, general Mario Montoya, y le hizo preguntas sobre los secuestrados, pese a la oposición de Bogotá a que mantuviera contactos directos con mandos castrenses.

No hay comentarios: