lunes, 10 de diciembre de 2007

Chávez: "Seamos libres e iguales, lo demás no importa nada"

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, luego de escuchar atentamente los discursos de sus homólogos de Brasil, Bolivia, Paraguay y Nicaragua, hizo algunas reflexiones sobre la importancia de la verdadera unidad de los pueblos para lograr la libertad, expresando que “seamos libres e iguales porque lo demás no importa nada”.

Estas palabras las ofreció el mandatario nacional desde la Casa Rosada de Buenos Aires, Argentina, luego de la firma del acta constitutiva del Banco del Sur, instituto financiero al cual calificó como uno de los instrumentos para lograr la liberación de la América del Sur.

En su opinión este banco forma parte de un sistema de instrumentos liberados, conjuntamente con Telesur, Petrosur y Unasur, porque constituyen un desafío para romper los paradigmas.

“Solo unidos es que podemos ser verdaderamente independientes, verdaderamente libres (…). Solo unidos seremos libres y grandes, nuestro continente, nuestra Suramérica, nuestra América Latina”.

Pidiéndole a Dios y rindiéndoles tributo a los héroes y heroínas de Ayacucho, le deseó la mejor de las suertes a la nueva presidenta electa de nación argentina, Cristina de Kichner, diciéndole que de acuerdo a la vieja sabiduría lo que ocurre en la víspera marca el período que comienza.

Por lo tanto su mandato ha comenzado con buen pie, porque este nueve de diciembre, un día antes de su juramentación, se ha consolidado el Banco del Sur, mecanismo al cual se le debe prestar mucha atención y voluntad política para que logre satisfacer las necesidades de los pueblos.

Al respecto, dijo que los técnicos, a quienes se les ha delegado ciertas funciones, son personas indispensables para que la institución funcione, pero no son a quienes les corresponde tomar las decisiones.

Dijo que cree que “llegó la hora de comenzar a traer esos recursos para acá” y no dejarlos en las instituciones financieras del Norte, para impulsar proyectos que les permitan a los pueblos salir de la pobreza.

Recordó que hace nueve años, cuando llegó al Gobierno de la nación venezolana, las reservas internacionales del país se ubicaban en 10 mil millones de dólares, pero hoy se encuentran por encima de 30 mil millones de dólares, cuyos recursos deben ser invertidos para el bienestar de los pueblos.

Puntualizó el mandatario nacional que este nuevo instituto financiero no es una utopía, sino un hecho que representa una guerra política, social y económica.

Recopilando y parafraseando algunas de las palabras emitidas por grandes luchadores y luchadoras de diferentes épocas, como el Libertador Simón Bolívar, Manuela Sáenz, O` Higgins, San Martín, el Mariscal Antonio José de Sucre, aseguró que sin igualdad no hay Patria, sociedades, proyectos de país o de continentes.

Consideró propicio citar el discurso que el Libertador expresó ante el Congreso Fundacional de la Gran Colombia: “Mi opinión es legisladores, que el principio fundamental sobre el que descansa nuestro sistema, depende inmediata y exclusivamente de la igualdad establecida y practicada en Venezuela”.

Haciendo referencia a la frase utilizada por el dignatario de Ecuador, Rafael Correa, que “no se trata de una época de cambio, sino un cambio de época”, manifestó que tiene toda la razón, porque en la actualidad no existe un canto al neoliberalismo, sino que se escuchan las voces de la Patria, por ende, aseguró que este siglo XXI “nos uniremos y seremos libres”.

Prensa Presidencial / Maryuri Varela

No hay comentarios: