jueves, 20 de diciembre de 2007

La hipocresía del Ministro de defensa de Colombia

El ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, le pidió hoy a la senadora opositora Piedad Córdoba que revele si fue él quien la amenazó de muerte y la legisladora le dijo al funcionario que no se debía sentir aludido.

"Tengo versiones de periodistas de que ella está diciendo que yo soy esa persona que la está amenazando, esa versión si es cierta que la diga públicamente. Que lo diga públicamente para yo poder entablar una denuncia en su contra porque esto es una canallada", dijo Santos.

El funcionario instó a Córdoba a que diga públicamente si es cierto que ella está insinuando que él es el funcionario de la administración del presidente Alvaro Uribe que supuestamente ideó el plan para asesinarla en Caracas.

"Quien sabe qué favor le está haciendo a las FARC o a cualquier enemigo de Colombia, pero eso no puede pasar así desapercibido", afirmó Santos en conferencia de prensa realizada en la Casa de Nariño (sede de gobierno).

Santos calificó de "irresponsables" las denuncias de Córdoba e indicó que la actitud de la parlamentaria "es una actitud contraria a cualquier principio ético".

El ministro además negó las declaraciones que hace unos días Córdoba realizó a medios colombianos respecto a que él se reunió en Caracas con algunos opositores del gobierno del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

"Dijo además que yo mantengo comunicación permanente con unos supuestos golpistas en Caracas; tal vez la última persona con la que yo hablé hace muchos meses fue el general Raúl Baduel, cuando era ministro de la Defensa", declaró.

La senadora le dijo al ministro Santos que no se sienta aludido luego que expresó que un alto funcionario la había amenazado de muerte y que éste pretendía asesinarla cuando ella estuviera en Caracas.

"No se trata de unas amenazas, se trata de la orden impartida por un alto funcionario del gobierno para asesinarme en Caracas. Me causa curiosidad, muchísima extrañeza que el ministro de la Defensa se sienta aludido", aseveró la congresista.

Córdoba, hasta hace poco mediadora en el canje humanitario entre el gobierno de Alvaro Uribe y la guerrilla de las FARC, sostuvo que ella nunca mencionó el nombre de Santos como el funcionario implicado.

"Toda mi familia ya tiene instrucciones muy claras en que caso de que a mí me llegue a ocurrir algo para dar a conocer con pelos y señales cómo fue y de qué manera y quién es la persona responsable", agregó la congresista.

La senadora, uno de cuyos asesores políticos fue asesinado hace poco más de un año, hizo la denuncia ayer desde Washington, donde afirmó que se enteró del hecho el pasado martes y que el informe que recibió con el plan para lo que denominó "el atentado" es "supremamente serio".

Tras conocer las acusaciones de Córdoba, el gobierno colombiano reaccionó pidiéndole que haga público el nombre del funcionario que supuestamente planeó el ataque y si considera serias sus afirmaciones formule una denuncia ante las autoridades.

Durante sus gestiones como facilitadores, Chávez y Córdoba se entrevistaron con funcionarios del gobierno colombiano, delegados de las FARC y familiares de rehenes y guerrilleros presos, pero su tarea fue cancelada el pasado 21 de noviembre por Uribe, quien los increpó por haber sido "indiscretos" y cometer "fallas de método".

Las FARC han manifestado su disposición a canjear a entre 47 y 50 rehenes -entre ellos Ingrid Betancourt, tres estadounidenses y varios políticos, militares y policías- por al menos medio millar de guerrilleros presos, incluidos dos que fueron extraditados a Estados Unidos.
Fuente