domingo, 27 de enero de 2008

Culminó VI Cumbre del ALBA con nacimiento de un banco integrador


El Banco del ALBA se diferenciará de las instituciones financieras capitalistas y funcionará por consenso entre todas las partes. El convenio estableció un mecanismo democrático de toma de decisiones del Banco, con dos niveles de dirección: un Consejo Ministerial y un Directorio Ejecutivo con presidencia rotatoria entre los países miembros.

Culminó este sábado la VI Cumbre de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), con la firma de los acuerdos finales realizada en la Escuela Latinoamericana de Medicina en Venezuela.

Este evento fue marcado por el nacimiento oficial del Banco del ALBA, con la finalidad de impulsar el desarrollo del continente Latinoamericano. Este organismo se concibe como una alternativa a la arquitectura financiera capitalista internacional.

El Banco del ALBA quedó constituido con un capital inicial acordado de unos mil millones de dólares para financiar proyectos de desarrollo de Bolivia, Cuba, Dominica, Nicaragua y Venezuela.

El Acta Fundacional recibió el visto bueno de los mandatarios de estos países, que también aprobaron los primeros proyectos referidos a programas de café y energía geotérmica en la pequeña isla de Dominica.

El acta expresa el contexto en el cual nace la institución y la respuesta que debe dar a las grandes necesidades de los países miembros en contraposición con las instituciones financieras del acuerdo de Bretton Woods que rige las finanzas mundiales.

Una alternativa financiera

Se espera que el Banco del ALBA esté completamente conformado dentro de dos meses, luego de definir sus plataformas de recursos humanos, legal, financiera y tecnológica, así como construir los mecanismos internos de toma de decisiones.

Esta entidad se diferenciará de las instituciones financieras capitalistas y funcionará por consenso entre todas las partes. El convenio estableció un mecanismo democrático de toma de decisiones del Banco, con dos niveles de dirección: un Consejo Ministerial y un Directorio Ejecutivo con presidencia rotatoria entre los países miembros.

En cuanto al capital suscrito se estableció la cifra de alrededor de mil millones de dólares y se fijó en dos mil millones de dólares el autorizado. Los aportes de cada país corresponden al análisis de cada uno sobre la base de sus capacidades y posibilidades.

Según la proyección, el Banco del ALBA no desarrollará su propia política interna, pues ésta se tomará en la instancia política de la agrupación, es decir en el Consejo Ministerial.
Siga leyendo . .

No hay comentarios: