sábado, 5 de enero de 2008

OEA en desacuerdo con rescate militar en Colombia

La Organización de Estados Americanos (OEA) dijo el jueves que Colombia y Venezuela deben evitar culparse por una operación inconclusa para la recepción de tres rehenes de la guerrilla colombiana, y manifestó confianza en que tal hazaña se haga realidad en breve.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, consideró que dividir a los dos países es uno de los objetivos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), por lo que pidió evitar señalamientos por un operativo que aún no termina.

"No entiendo porque se están culpando los unos a los otros, si eso es lo que precisamente pretenden las FARC. En primera instancia, ellos desean publicidad, y segundo, quieren mantener dividido al frente contrario", declaró el diplomático.

La liberación de Consuelo González, Clara Rojas y su hijo Emmanuel no ha sido posible en el centro colombiano, porque la guerrilla denunció combates en el suroeste a pesar que el gobierno de Alvaro Uribe prometió seguridad.

Insulza destacó que el operativo que el presidente venezolano Hugo Chávez llamó "Operación Emmanuel" se suspendió y no fue un fracaso, como se opinó tras la salida del país de delegados de siete países facilitadores, que llegaron el pasado sábado y se fueron sin resultados.

"Debe entenderse como un proceso sin tanta publicidad. El mandatario colombiano como su colega venezolano hicieron adecuadamente su papel; las únicas culpables del fracaso son las FARC, que no han cumplido su compromiso", agregó el chileno.

El secretario de la OEA manifestó la voluntad del organismo para mediar en lo que sea necesario para que la causa humanitaria tenga éxito, y se mostró opuesto a una operación de entrega clandestina, como insinuó Chávez en su momento.

Insulza tampoco se mostró partidario de un rescate de rehenes por la vía militar, considerando que se arriesga la vida e integridad de los secuestrados. Tal estrategia fue ordenada por Uribe, que declaró 2007 como "el año de los rescates".

"Hago un llamado para frenar los epítetos y el lenguaje de maltrato entre los países; si Venezuela y Colombia lo solicitan, la organización mediará en esas relaciones", dijo el delegado de la OEA a la radioemisora La FM.

El ambiente del operativo fue enrarecido por una hipótesis de Uribe, quien aseguró que Emmanuel, el hijo que concibió en cautiverio una de las rehenes, estaría bajo el cuidado de institutos sociales y no en manos de los rebeldes.

Los familiares de Rojas se sometieron a exámenes médicos para comparar su ADN con el del niño que reposa en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y confirmar si se trata de Emmanuel. (Xinhua)
04/01/2008

No hay comentarios: