miércoles, 26 de marzo de 2008

Operación Blancanieves”, Ingrid Betancourt en la mira


Uno de los motivos principales que impulsa al régimen colombiano a actuar contra su pueblo, la razón y la ética, viene dado por su imposibilidad estratégica de derrotar a la guerrilla en el terreno político/militar, entendiéndose la existencia de la guerrilla dentro de la realidad colombiana como la respuesta de sectores populares a la feroz guerra desatada por la oligarquía y el imperio en contra de todo un pueblo.

Hoy es mucho más grande la desesperación dentro del régimen cuando constata que las FARC han logrado colocarse y colocar a Colombia en el centro del debate político y generar la participación de variados sectores internos e internacionales en torno al tema del acuerdo humanitario, como primer paso de un necesario debate en torno a un acuerdo nacional de mayores proyecciones.

La “Operación Blancanieves” (nombre ficticio), podría presentarse en la versión “oficial” como fruto de un encuentro casual entre las FFMM y el grupo guerrillero que la mantiene prisionera... dirían por ejemplo que la columna “x” de las FARC, mientras se trasladaba con Ingrid se topó a boca de jarro con alguna patrulla de las FFMM que casualmente pasaba por allí; que la guerrilla ejecutó en represalia a Ingrid en medio del enfrentamiento, sin que por supuesto las FFMM tuviesen idea que ella se encontraba allí.

Esta vez no les haría falta emplear bombas teledirigidas con láser, pues esto desnudaría que hubo planificación y alevosía de su lado; todo sería un casual tiroteo en medio de la jungla en el que evidentemente no quedarían testigos vivos; se ocultaría el asesinato de TODOS los guerrilleros custodia, diciendo por supuesto que algunos lograron escapar a la profundidad de la selva. Toda la información que se daría a conocer provendría de los reporteros que el régimen escogiese enviar a terreno y el mismo se prepararía minuciosamente para la consabida visita posterior de la comisión OEA y muchas otras.

La muerte de Ingrid Betancourt en estas condiciones no solo daría pretextos “irrefutables” al régimen para proseguir su guerra interminable, sino evitaría que ella, viva y libre, se transformase en un símbolo y paradigma insoportable para Uribe y sus próximos planes de reelección en camino.

Se hace preciso recordar comparativamente el hasta ahora inexplicado entorno en el que fueran asesinados los once diputados del Valle, ocurrido el 18 de junio 2007, pues estamos en el derecho de pensar que bien pudiera ello haberse tratado de la “primera acción” de masacre oficial destinada a sabotear los acuerdos humanitarios que están en agenda. En este sentido debieran las FARC dar a conocer con claridad pristina su versión de los sucesos ante todos los organismos nacionales e internacionales que fuera necesario y facilitar en la mayor medida posible las investigaciones tendientes a identificar el “grupo militar nn” que habría atacado el lugar en donde se encontraban retenidos los once diputados.

Los próximos días serán definitorios para quienes aspiran a la Paz; no se puede bajar la guardia y creer en ilusiones no refrendadas por la realidad.

Por Lucy Roessler
Siga leyendo . . .

No hay comentarios: