martes, 15 de abril de 2008

Respalda Ecuador plan brasileño sobre Consejo de Seguridad regional


Quito, 15 Abr (Notimex).- El ministro de Defensa de Ecuador, Javier Ponce, calificó hoy como "muy importante" la iniciativa brasileña de crear un Consejo de Seguridad del Sur y se mostró partidario de poner fin a la asistencia de Estados Unidos en ese campo.

En declaraciones a una televisora local, el funcionario dijo que "hay una propuesta brasileña que para nosotros es muy importante sobre un sistema de seguridad regional", como alternativa a la influencia de Estados Unidos en la materia.

La víspera, el gobierno de Brasil anunció que el denominado Consejo de Seguridad del Sur podría ser instalado a finales de este año, para centralizar en la región la producción, la capacitación y el consumo en materia de defensa.

"En cuatro meses tenemos la posibilidad de hacer una reunión general; y yo creo que el Consejo tiene condiciones de instalar el grupo a finales de año", dijo el ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim, durante una visita a Venezuela.

Indicó que uno de los primeros pasos de la iniciativa podría ser la capacitación del personal para la construcción de un aparato industrial que asegure el abastecimiento de elementos para la defensa, concretándose en una integración industrial militar.

Ponce anticipó que en las próximas semanas llegará a Ecuador el ministro brasileño de Defensa para dictar una conferencia sobre el tema.

Ponce habló además sobre alternativas de seguridad al abordar la influencia de la estadunidense Agencia Central de Inteligencia (CIA) en las Fuerzas Armadas ecuatorianas, a través de programas de capacitación y financiamiento.

Al referirse al tema, Ponce anticipó que si es necesario se "suspenderán" esos programas y se pensará en otras fuentes de capacitación en Argentina, Brasil o Chile, porque América Latina es muy rica en ese sentido.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, denunció hace dos semanas en forma pública la injerencia de la CIA en los servicios de inteligencia de Ecuador.

Según Correa, ese hecho posibilitó el traslado de información de Ecuador a Colombia, con la pretensión de que su gobierno adoptara posiciones favorables a Bogotá en el combate a la insurgencia del país vecino, en lugar de defender los intereses del país.

Ponce recordó que desde los años 70 se conoce de la injerencia de la CIA en los cuerpos militares, en la economía y en la política de Ecuador y añadió que lo que hizo el presidente Correa es denunciarlo en forma pública.

Sostuvo que "es evidente la influencia del pensamiento sobre seguridad e inteligencia de Estados Unidos que este país mantiene desde la Guerra Fría en la sociedad ecuatoriana, en la clase política y en la institución militar".

El funcionario negó que se hubiese roto el diálogo con Estados Unidos y se mostró dispuesto a reunirse con la embajadora de este país en Ecuador, Linda Jewell, para "repensar la forma de relacionarse".

"Creo que el gobierno estadounidense puede entender y si no lo entiende, lo sentimos mucho", afirmó el ministro ecuatoriano de Defensa.

Descartó, asimismo, que el anuncio del presidente Correa de reestructurar los servicios de inteligencia ecuatoriano hubiese causado malestar en Washington.

Afirmó que la presencia de la CIA en el país no sólo se reduce a los vínculos de algunos oficiales con esa organización, sino que hay "un conjunto de convenios, cursos, seminarios de capacitación y de financiamiento".

Ponce recordó, por último, que la CIA no es un cuerpo que funciona por su propia cuenta sino que es una entidad del pentágono, que es el que diseña y arma las políticas y estrategias del gobierno de Estados Unidos.

Fuente

No hay comentarios: