domingo, 9 de agosto de 2009

Chávez promueve bases de paz y ordena retorno de embajador a Colombia.


Las declaraciones las ofreció al recibir este viernes en el Palacio de Miraflores, en Caracas, a representantes de Colombianas y Colombianos por la Paz, encabezados por la senadora colombiana Piedad Cordoba y el ex gobernador del Meta, Alan Jara.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, indicó este viernes que con la decisión de instalar bases militares en Colombia buscan convertir a ese país en "el Israel de América Latina" y anunció el regreso del embajador venezolano Gustavo Márquez a Bogotá, para impulsar las conformación de "bases de paz" en Colombia y Venezuela, contra la instalación de bases estadounidenses.

Las declaraciones las ofreció al recibir este viernes en el Palacio de Miraflores, en Caracas, a representantes de Colombianas y Colombianos por la Paz, encabezados por la senadora colombiana Piedad Cordoba y el ex gobernador del Meta, Alan Jara, liberado por las FARC en febrero pasado.

En el encuentro participaron intelectuales colombianos y periodistas venezolanos, como el ex vicepresidente José Vicente Rangel y el director del diario caraqueño Ultimas Noticias, Eleazar Díaz Rangel. La reunión se produce un día después del encuentro del presidente venezolano con el ex mandatario colombiano Ernesto Samper, donde se discutió la instalación de 7 bases de Estados Unidos en territorio colombiano, promovida por el gobierno de Álvaro Uribe.



"Nosotros hemos decido oír las voces de Colombia, desentrampar un poco el diálogo que ha estado reducido a encuentros presidenciales, a pleitos y reconciliaciones", explicó el presidente Chávez al tiempo que la senadora Córdoba le agradeció su interés por la situación colombiana.

El presidente venezolano coincidió con los visitantes colombianos en que la decisión del presidente Uribe de instalar bases busca "dinamitar el proceso de integración". "Vemos a Uribe en una gira relámpago, ¿por qué no va a Quito, dónde vamos a estar todos?", se preguntó el presidente en referencia a la reunión de Unasur, la próxima semana en la capital ecuatoriana, a la que el mandatario colombiano anunció que no asistirá.

Chávez indicó además que se debe "retomar con voluntad el camino a un acuerdo en Colombia", en referencia los esfuerzos de los que participó su gobierno y que culminaron en las primeras liberaciones unilaterales de civiles en manos de la FARC, en 2007. "Venezuela está a la orden", indicó.

En torno a la instalación de las bases de EE.UU. el mandatario venezolano remarcó: "no podemos permitir que el imperio norteamericano, las corrientes guerreristas del Pentágono, las corrientes guerreristas en Colombia, a los yanquis les conviene que nosotros terminemos peleando porque es la mejor manera de impedir la unidad. Sólo unido seremos libres", indicó Chávez en otro momento del encuentro.

El presidente Chávez propuso crear "unas bases de paz, si allí abren siete (en referencia a Colombia) aqui abrimos setenta bases de paz para hablar, discutir, sobre la paz", remarcó el mandatario venezolano.

"La decisión de las bases lo que hace es apuntalar más la guerra y no hacia adentro sino hacia afuera. Los yanquis quieren la Faja Petrolifera del Orinoco", alertó el presidente venezolano, acompañado por algunos de sus ministros y el embajador de Venezuela en Colombia, recientemente retirado, Gustavo Márquez.

Alan Jara, liberado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en febrero último agradeció por su parte la labor del presidente Chávez para lograr una solución negociada al conflicto interno colombiano.

"Estando allá en la selva su mediación fue esa luz que permitió ver la libertad después de mucho tiempo. Presidente a usted, a su equipo, muchas gracias", indicó el ex gobernador del Meta, que estuvo en manos de la guerrilla "siete años y siete meses", recordó.


"La liberación del grupo de compatriotas que quedan en la selva tiene que ser un paso hacia otro proceso de una mayor significación estructural", remarcó Chávez y se preguntó: "¿Hasta cuándo Colombia va estar en guerra?". El presidente venezolano indicó que la decisión de instalar las bases estadounidenses "lo que anuncia es más guerra y este conflicto no tiene solución militar, tiene que ser política, humana".

Lilia Solano


Una de las referentes colombianas presentes en el encuentro, la investigadora social Lilia Solano, directora del Proyecto Justicia y Vida indicó que
"frente a la gira muda" del presidente Uribe, Colombianas y Colombianos por la paz "hacemos una gira por la integración latinoamericana", y remarcó que "la inmensa mayoría del pueblo colombiano "no acompaña", la decisión del presidente de instalar "las siete manticas", en referencia a la desmantelada base militar de Manta, en Ecuador.


El presidente Chávez indicó además que Venezuela debe tomar la cuestión de la paz en Colombia "como un tema de Estado", lo que fue aplaudido por los presentes. "Vamos a tomar esto como política de Estado", le dijo a su canciller, Nicolás Maduro y propuso "crear una fundacion de venezolanos y venezolanas por la paz en Colombia".

"No debemos dejar a Colombia sola, no podemos, no debemos. Mientras más nos maltraten, más tenemos que mirar a Colombia" alertó el presidente venezolano.

El presidente de Venezuela, tras escuchar la intervención de los presentes, le indicó al embajador de Venezuela en Colombia Gustavo Márquez que retorne a Bogotá para que continúe trabajando. Márquez había sido llamado a consulta luego que el gobierno colombiano motorizara una denuncia contra Venezuela, por la supuesta provisión de armas de ese país a la guerrilla de las FARC, lo que fue desmentido y calificado de "maniobra" por la gobierno venezolano.

Fuente