viernes, 25 de septiembre de 2009

Realizan dramático pedido a Uribe


El cabo del Ejército Pablo Emilio Moncayo, secuestrado hace casi 12 años, rogó dramáticamente al presidente Álvaro Uribe que "abra la puerta, por favor", para su liberación, según una prueba de vida difundida ayer.

"Señor presidente: abra la puerta, por favor, que quiero ser libre",
dice Moncayo en un video de casi cinco minutos que dio a conocer la senadora Piedad Córdoba, quien dijo haber recibido la grabación el miércoles.

El presidente Uribe, consultado por periodistas en Nueva York, donde asiste a la asamblea general de la ONU, respondió escuetamente: "El gobierno nacional no tiene nada que responder. Que estos bandidos lo liberen".

El video muestra a Moncayo cuando se dirige a Uribe, golpeando varias veces con su puño derecho una especie de mesa que tiene en frente, para hacer hincapié en que el presidente tiene las llaves para abrir las puertas de su libertad.

"Desde hace unos cinco meses deambulo de un lado para otro en medio de la selva, esquivando operativos, bombardeos, ametrallamientos, acciones todas que ponen en riesgo mi integridad física", se le oye decir con voz pausada a Moncayo.

"Aún así, no pierdo la esperanza de regresar sano y salvo a mi hogar, junto a mis familiares, y recuperar todos aquellos momentos que no hemos pasado, de los que no hemos disfrutado desde hace mucho tiempo. Decirles que mantengo la esperanza, que estoy motivado",

agrega.

"Nosotros hemos puesto tiempo valioso de nuestras vidas con abnegación y sacrificio, para recibir en pago la ingratitud, el olvido. Es justo pues que no nos nieguen más el derecho a ser libres", enfatiza.

Y añade: "espero nada más que no le sigan poniendo trabas a mi liberación y que con el apoyo de todos ustedes, de todos los colombianos, se logre también la liberación de mis demás compañeros".

La senadora Córdova manifestó que creía que en un mes podría darse la libertad de Moncayo, secuestrado por las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) hace casi 12 años.

Moncayo también envió saludos a sus padres, Gustavo y Stella; a la senadora Córdoba, para los presidentes de Venezuela y Ecuador, Hugo Chávez y Rafael Correa, respectivamente.

EXHORTO

Córdoba, la Iglesia Católica y el Gobierno colombiano urgieron a las FARC a acelerar la anunciada entrega de dos rehenes.


"Creo que en un mes estaríamos ya por fuera de este tema", dijo Córdoba a los periodistas en la ciudad de Medellín (noroeste), al referirse al plazo en el que podrían quedar libres los dos rehenes que la guerrilla se comprometió a entregar junto con el cadáver de un policía muerto en cautiverio.


El Gobierno "tiene la puerta abierta (...) estamos a la espera de información" de las FARC sobre las liberaciones prometidas, comentó por su parte el alto comisionado para la Paz Frank Pearl.