miércoles, 9 de diciembre de 2009

Espectáculo de Integración en Uruguay





En el tope de la larga mesa estuvo Tavaré Vásquez, el Presidente saliente de Uruguay y su sucesor: José Mujica. A su derecha Inazio Lula da Silva, a la derecha de Lula; Chávez; y al frente, Fernando Lugo y Cristina Fernández. Nadie se puede equivocar: Son los cinco países que integran el Mercosur. No hay más por ahora. El senado brasileño votará a favor hoy por la adhesión de Venezuela al Mercado Común del Sur. Y no hay oposición, ni derecha latinoamericana que frene la integración latinoamericana. Esta es la página de Mercosur.

Si se observa se puede ver ya al mapa de Venezuela incluído dentro del área señalada como el área de Mercosur. Ya está siendo anunciada la entrada de Venezuela a este espacio tan necesario para la configuración de fuerzas regionales que satisfagan las políticas en pro del desarrollo regional. Y Lula lo declaró en la Cumbre con el mayor de los beneplácitos.

Así reseña el transcurrir de la Cumbre "Pueblo en Linea"

La cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur) concluyó este martes en Montevideo sin avances en los temas pendientes del bloque pero con un nuevo impulso para negociar un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE).


El cónclave del Mercado Común del Sur (Mercosur), que integran Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y Venezuela en proceso de adhesión, emitió una fuerte declaración de condena a las elecciones "ilegítimas" en Honduras.
En contraste, en las dos horas y medias de sesión del pleno, los mandatarios elogiaron los recientes comicios en Bolivia y Uruguay, en los que ganaron los izquierdistas Evo Morales y José Mujica, respectivamente.

Sin embargo, más allá de discursos bienintencionados y de pequeños avances, el bloque aún presenta asimetrías internas y tiene pendiente la eliminación del doble cobro del Arancel Externo Común (AEC).

Pero los detalles son importantes en este tipo de reuniones y la presencia del Vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, puso el tinte de cinismo que les hacía falta sentir a los dirigentes de estos países del Sur. Y es que Santos acusó a Venezuela de "embargar comercialmente" a Colombia. De inmediato fué interceptado por el Comandante Chávez. El mandatario caribeño le replicó al enviado de la casa de Nariño:

"Nosotros somos un país soberano y no estamos obligados a comprarle ni a venderle solo a Colombia. Hemos hecho negociaciones con otros países del vecindario, lo que es normal y hasta beneficioso; es así como le vamos aseguir comprando carne a Argentina, leche a Uruguay, pollo a Brasil. Y nadie nos va a obligar a comprar en Colombia si no queremos".
Chávez defendió que cuando llegó al gobierno las compras de Venezuela a Colombia eran de “mil millones de dólares y las llevamos a 6 mil millones”, y agregó que “Venezuela tiene el derecho a comprar donde quiere”.

Una vez más, se oyó el doble discurso de Colombia y quedó al descubierto la pretensión monopólica de Colombia con respecto al comercio con Venezuela.


Y cuando la cancillera de México intervino; Chávez objetó la manera preocupante de describir la situación política de Honduras y recalcó:
“Cuidado. Empiezan a buscar salidas honrosas. No podemos aceptar nada sino que Zelaya vuelva al gobierno y que haya de nuevo elecciones”, dijo Chávez en respuesta a México, al tiempo que exigía al bloque regional adoptar una posición “digna”.
“El dictador –Roberto Micheletti– saldrá por la puerta grande”, y señaló que “pobre de aquellos gobiernos que empiecen a darle vuelta a esto para maquillar la brutalidad más grande que ha ocurrido” en Honduras.
Por otra parte, José Mujica se dió cita junto con el Comandante Chávez en una fábrica de vidrios construída por los trabajadores de Uruguay. He aquí la reseña de "El País":



El presidente electo de Uruguay, José Pepe Mujica, ha ofrecido al mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, relanzar la relación entre las dos naciones, en el único acto público que ha sostenido con uno de los jefes de Estado que han participado en la cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur).


Entre el lunes y este martes Mujica tuvo sus primeros contactos por separado con todos los presidentes que asistieron a la cumbre -el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, la argentina Cristina Fernández y el paraguayo Fernando Lugo- pero todos fueron privados y apenas trascendió su contenido. Sin embargo, con Chávez, al que le une una relación afectuosa desde hace años, ha compartido un mitin en una fábrica de vidrio en la periferia de Montevideo que cuenta con 3 millones de dólares de financiación venezolana.


"Nunca podremos agradecer en la magnitud la ayuda que ha significado el esfuerzo del pueblo venezolano, representado por su Gobierno", ha dicho el ex guerrillero tupamaro de 74 años, que el pasado 29 de noviembre se alzó con la victoria en la segunda vuelta de las elecciones superando al izquierdista Frente Amplio.

Durante la campaña electoral, Mujica dijo en varias ocasiones que es amigo de Chávez y del presidente boliviano, Evo Morales, pero que su referente político es Lula. Chávez, además de felicitarlo una vez más por su triunfo electoral, se ha mostrado convencido de que con el futuro presidente uruguayo habrá tanta o más afinidad que con su predecesor Tabaré Vázquez, del mismo bloque político y que en 2005 se convirtió en el primer presidente de izquierdas de la historia uruguaya, marcada por los casi 170 años de hegemonía del Partido Colorado, de centro-derecha.

Acuerdo de Caracas

Chávez recordó que con Vázquez se comprometió a garantizar al Estado uruguayo "todo el suministro de petróleo y gas que necesite para los próximos cien años" mediante el llamado Acuerdo de Caracas, según el cual el 75% de lo adeudado puede ser devuelto en especies.

A Mujica le ha ofrecido ahondar en esa colaboración y le ha instado a buscar posibles formas de compensar la ayuda por el petróleo, por ejemplo enviando vacas, cuero, neumáticos, quesos, leche, u otros bienes que produce Uruguay y que le pueden interesar a Venezuela.

Después del encuentro, Mujica tenía previsto cenar en un restaurante de Montevideo con Chávez, el último mandatario participante en la cumbre del Mercosur en abandonar el país.

Lo que se le olvidó publicar a "El País": Las palabras de reconocimiento y afecto que el Sr. Pepe Mujica le expresó al primer mandatario venezolano:
"Hablan de lo largo de los discursos, interminables, según sus detractores, pero no miran la bondad  y el tamaño del corazón del Comandante Chávez; Venezuela es el único país que nos ha prestado dinero al 2 %. Eso es solidaridad, eso es desprendimiento, son deseos de integración".
Evo y Pepe ganan las elecciones; el mapa el de América Latina sigue siendo rojo, rojito.

Por Irama Arias de Pool

Chávez advirtió que

No hay comentarios: