martes, 15 de diciembre de 2009

Países de la Alba condenan a Barack Obama por los casos de Honduras, Colombia e Irán




Los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) se definieron hoy en franca disputa con el gobierno de Barack Obama, al condenar “en los términos más enérgicos la ofensiva política y militar de Estados Unidos sobre la región”.


La cumbre del grupo concluyó el lunes con una sesión de cuatro horas, en la que hablaron los nueve jefes de delegación y, además, el presidente venezolano Hugo Chávez leyó una carta de Fidel Castro.

La declaración final centró las impugnaciones a Obama en los casos de Honduras y Colombia y en la polémica sobre las relaciones con Irán.


El golpe militar en Honduras, perpetrado con el apoyo de Estados Unidos, ha tenido como propósito frenar el avance de las fuerzas del progreso y de la justicia social en ese país y en la región”, señaló el documento.
Lea la declaración final de la V Cumbre del ALBA

En consonancia con las reacciones previas de Chávez y del boliviano Evo Morales, la declaración rechazó “enérgicamente” la advertencia de la secretaria de Estado estadunidense, Hillary Clinton, sobre eventuales “consecuencias” de cultivar las relaciones con Irán

Pero la cuestión de las bases en Colombia fue la que más atención tuvo en el documento, al consumir seis de los 29 párrafos preliminares.
Los aliados estimaron que el verdadero fin del despliegue no es la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, sino “el control de los recursos económicos, el dominio de los mercados y la lucha contra los cambios sociales en curso, por parte de los gobiernos y las fuerzas progresistas”.

Vea la respuesta de los presidentes a las amenazas de Smart Clinton:


“Estos propósitos se evidencian” en documentos de la Fuerza Aérea estadunidense, añadió el texto.

El Alba instó a Colombia a reconsiderar la activación de las bases y manifestó que son

“un peligro real” y “la amenaza más grave a la paz, la seguridad y la estabilidad” de América Latina y el Caribe.


El perfil de la declaración anticipa la línea que defenderán los nueve aliados en las cumbres simultáneas del Grupo de Río y de América Latina y el Caribe, en Cancún, en febrero próximo. El documento precisó que en esas instancias promoverán la formación de una organización exclusivamente latinoamericana y caribeña.

El asunto de las bases encendió algunos discursos. Morales instó a que un referendo regional defina la cuestión, pero más adelante señaló que
"Si Estados Unidos incurre en una agresión militarista, estoy seguro de que América Latina será su segundo Vietnam”.








En la declaración se dijo que los países del Alba no reconocerán las elecciones del mes pasado ni sus resultados. El de Honduras “es un ejemplo de que el supuesto compromiso de Washington y sus aliados con la democracia no es más que pura demagogia y oportunismo”, dijo el presidente Raúl Castro en su discurso de clausura.

No hay comentarios: