viernes, 23 de julio de 2010

Trabajadores latinoamericanos marcharán contra injerencia de EE.UU

Trabajadores latinoamericanos y caribeños marcharán de manera simultánea en varios países para rechazar la injerencia de Estados Unidos en la región, informaron hoy dirigentes sindicales reunidos en Venezuela.

De acuerdo con los organizadores de la movilización, en particular condenarán el establecimiento de bases militares norteamericanas, como las siete existentes en Colombia.

"Los trabajadores de América Latina y el Caribe tenemos prevista una gran marcha simultánea, porque sabemos que detrás de esas bases está la pretensión imperial de quitarle el petróleo a Venezuela y continuar explotando a nuestros pueblos"
, señaló la sindicalista Marcela Máspero.

Según la coordinadora de la Unión Nacional de Trabajadores de Venezuela, una actividad de tal magnitud estaba prevista para finales de año, pero será adelantada por las acusaciones de Colombia contra Caracas, relacionadas con la supuesta presencia aquí de guerrilleros del las FARC y del ELN.

La teníamos prevista para el 10 de diciembre, pero debido a los recientes ataques de Colombia contra Venezuela lo más probable es que la adelantemos, dijo Máspero en el hotel Alba Caracas, donde sesiona con delegados de 28 países el III Encuentro Sindical de Nuestra América.

Para la dirigente obrera, la postura de Bogotá no es casual y forma parte del proyecto injerencista de Washington.

"Todo eso forma parte de un plan orquestado por el imperio para dividir el continente. Para nadie es un secreto que Álvaro Uribe es un aliado del imperio",
estimó.

Durante la segunda jornada del foro sindicalista, otros delegados de la región rechazaron la agresividad contra Venezuela y su presidente Hugo Chávez.

Este jueves, el gobierno de Uribe presentó ante la OEA fotos y vídeos sobre la supuesta presencia de campamentos guerrilleros bien adentrados en Venezuela.

Pocos minutos después, Chávez anunció la ruptura de las relaciones con Bogotá por considerar esas declaraciones una escalada inaceptable en las tensiones bilaterales, potenciadas por la instalación de bases militares del Pentágono en suelo neogranadino.

No hay comentarios: