sábado, 21 de agosto de 2010

Kirchner llama a terminar con las situaciones que dañen los DD.HH. en Latinoamérica







El secretario general de la Unasur, el argentino Néstor Kirchner, llamó hoy a la solidaridad y a "terminar con situaciones que afectan los derechos humanos" en Latinoamérica, al encabezar un acto con los asistentes al Foro de Sao Paulo, que concluye hoy en Buenos Aires.

"Tenemos que ser solidarios con América Latina", además de "construir y profundizar las políticas sociales" en toda la región, consideró Kirchner, acompañado por el ex presidente de Honduras Manuel Zelaya, derrocado en junio de 2009 por un golpe de Estado.

El ex mandatario argentino (2003-2007) y secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) instó además a promover "procesos que coloquen a América Latina como una región que se recupere de su proceso económico, educativo, social y de inclusión, que se terminen situaciones que afectan los derechos humanos y que todos tengan la posibilidad de expresarse".

"Se empiezan a ver acuerdos que permitirán construir la patria grande con la que soñamos...Siempre nos van a ver defendiendo los intereses latinoamericanistas", sostuvo Kirchner, esposo de la presidenta argentina, Cristina Fernández.


Zelaya recibió esta semana un fuerte respaldo de los participantes de la decimosexta edición del Foro de Sao Paulo, que aglutina a fuerzas de izquierda latinoamericanas.

"El foro rechaza el golpe (que derrocó al ex jefe de Estado), rechaza el Gobierno (de Porfirio Lobo) elegido en una situación de ilegitimidad, y reconoce a Zelaya",
sostuvo el pasado martes el dirigente del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil Walter Pomar, al iniciar la reunión desarrollada en la capital argentina.

Por su parte, Zelaya volvió a instar al actual mandatario hondureño, Porfirio Lobo, a "aceptar" las recomendaciones que realizó en julio pasado la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la crisis política del país centroamericano y advirtió sobre el ascenso de "una oligarquía criminal" en su nación.

"La OEA adoptó una posición muy beligerante en favor de la democracia en una resolución que determina el camino que Honduras tiene que seguir. Un camino que el jefe de Estado (Lobo) aún no acepta", señaló Zelaya, quien reside exiliado en República Dominicana.

Durante el encuentro, los asistentes al Foro de Sao Paulo también respaldaron las gestiones de la Unasur para descomprimir el conflicto entre Colombia y Venezuela, que, consideraron, responde "al interés" de los sectores colombianos "más reaccionarios" en el contexto de la "disputa reñida" entre fuerzas populares y la derecha de América Latina, según el documento discutido en la reunión.

Bajo el lema "Colonialismo en nuestra América, análisis, perspectivas y solidaridad", los participantes también debatieron sobre los caminos para no ceder nuevos espacios "a la derecha", la cual lleva adelante una "contraofensiva" que avanzó en Colombia, Chile, Panamá y Honduras, argumentaron.

Destacaron, sin embargo, las "victorias importantes" de la izquierda logradas en otras naciones como Bolivia, Ecuador y Uruguay.