martes, 28 de septiembre de 2010

Rousseff se compromete a acabar con la miseria en Brasil si es electa presidenta


La aspirante a la Presidencia de Brasil por el gobernante Partido de los Trabajadores (PT), Dilma Rousseff, se comprometió este lunes a erradicar la miseria en su país si resulta vencedora en los comicios presidenciales que se celebrarán el domingo domingo 03 de octubre en el país suramericano.

"Asumo el compromiso de erradicar la miseria, de hacer de este un país desarrollado, de dar salud y educación de calidad a los brasileños",
afirmó Roussef en el último mitin electoral realizado junto al jefe de Estado actual de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

En la Feria de Sao Cristovao, efectuada el pasado domingo, la candidata por el PT también había prometido que si llegara a ser electa como jefa de Estado ampliaría el proceso para facilitar el acceso de los brasileños a la cultura y la educación.

"Nuestro proceso de desarrollo permite hoy que la población quiera no sólo construir un país desarrollado, una sociedad desarrollada, sino que la población quiera estructurar un proyecto de nación que sea el mejor lugar para vivir", expresó la candidata.

La abanderada por la tolda política oficialista ha encabezado la mayoría de los sondeos que la dan como ganadora con más del 50 por ciento del apoyo.

El último sondeo, realizado por el Instituto Brasileó de Opinión Pública y Estadística (Ibope) el pasado 20 de septiembre, que fue publicada la semana pasada por el noticiero Jornal Nacional de la red O Globo de Brasil, daba a Rousseff el 51 por ciento de las intenciones de voto, mientras que su principal rival, el opositor del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), José Serra, tendría sólo el 27 por ciento.

Además, agregó que en caso de realizarse la segunda ronda de comicios electorales, que está pautada para el 31 de octubre, Rousseff obtendría 56 por ciento de los votos, contra 31 por ciento de Serra.

Otro trabajo de medición realizado para el diario O Estado de Sao Paulo y la televisión O Globo anteriormente, reveló también que de no haber votos nulos o en blanco, Rousseff podría vencer con el 59 por ciento de los votos y ser la primera presidenta de Brasil.

Durante su discurso en el mitin, que duró cerca de diez minutos, la aspirante a la silla presidencial hizo mención de los logros en el aspecto social del Gobierno de Lula da Silva durante su administración.

Resaltó que, durante la administración de Lula, unos 28 millones de personas salieron de la pobreza e igualmente alrededor de 36 millones de ciudadanos forman parte de la clase media en la actualidad.

Rousseff fungió como ministra de Minas y Energía durante el Gobierno de Lula da Silva, así como también fue titular de la cartera del Despacho de la Presidencia.

Lula cerró el último mitín de la candidata presidencial celebrado en el Sambódromo de Sao Paulo. Rousseff "tiene historia, tiene compromiso, conoce los sinsabores de haber luchado contra el régimen militar" (1964-1985), consideró el presidente brasileño.

Además, resaltó uno de los éxitos de su mandato, la capitalización de Petrobras, a través de la emisión de acciones por unos 70 mil millones de dólares, finalizada este lunes con la salida de los papeles de la bolsa de Sao Paulo.

El jefe de Estado brasileño, dejará el poder de su país, tras ocho años de mandato, con un apoyo de cerca del 80 por ciento de los brasileños.

La última actividad relacionada con las elecciones presidenciales será el debate que protagonizarán todos los candidatos de estos comicios, que será transmitido por la televisión O Globo.

No hay comentarios: