domingo, 17 de octubre de 2010

12 DE OCTUBRE .UNA FECHA PARA RECORDAR EN LA HISTORIA UNIVERSAL DE LA INFAMIA


Temas como el divorcio, la libertad sexual o la libertad de una mujer para decidir sobre su cuerpo y abortar, son temas que aún hoy en nuestra sociedad crean una gran polémica, mientras que, en algunas de las culturas precolombinas estos temas no significaban ningún problema para la sociedad.

Cuándo Cristobal Colón, llegó a lo que se conoce hoy como continente americano las leyes del matrimonio entre los pueblos originarios eran inexistentes: Los hombres y las mujeres escogían y dejaban a sus parejas sin dolor, ni rencor, no era un gran trauma para ellos o para la sociedad que los rodeaba. Las mujeres podían tener un aborto con la ayuda de hierbas que tenían propiedades abortivas y no eran señaladas negativamente (Contaba Bartolome de las Casas en sus crónicas). La homosexualidad era libre antes de la llegada de los conquistadores en la región del Caribe comenta Eduardo Galeano en uno de sus textos.

Cristobal Colón, pensaba que había llegado a las indias y murió creyéndolo, no llegó como una persona que deseaba el intercambio y las relaciones entre diversas culturas, llegó como un gran señor que se apoderaba de las tierras y su contenido. Sin contar que aquellas tierras ya estaban descubiertas y los pueblos originarios tenían unas formas de relacionarse, de intercambiar.

Colón, fue el primero de una lista larga de exterminadores con fiebre de oro, con deseos de posesión de tierras y personas. Estos colonizadores, se negaron a ver los avances que habían hecho los pueblos originarios, destruyeron templos, arrasaron culturas. Pueblos como los Incas, tenían ciudades donde se habían reunido sabios de diversas regiones y dominaban de forma avanzada a su época temas como la astronomía o la botánica entre otros saberes: crearon caminos que permitían comunicarse desde el sur de la actual Colombia hasta el norte de la Actual Argentina. Pueblos como los Mayas habían creado un calendario bastante exacto y identificaron un símbolo que equivalé al número cero.

Los pueblos originarios del continente Americano, fueron sometidos y obligados a trabajos forzados, a adoptar leyes que les eran ajenas a su cosmovisión y aumentó de forma dramática la tasa de mortalidad debido a los trabajos, a las epidemias y las enfermedades nuevas que llegaron del otro continente ante las cuales no tenían defensas.

Cuando vieron que los nativos morían en masa organizaron junto a los colonizadores portugueses la estrategia más escabrosa creada hasta entonces sobre la esclavitud, someter a los africanos, en pos del crecimiento de la Colonia.

Nunca antes se habían sometido tantas personas a la esclavitud, nunca antes fue tan sistemática y organizada. Ya no fue solamente someter a la esclavitud a un pueblo conquistado, era ir a buscar pueblos para tener esclavos.

Por otro lado, el papel de la iglesia fue fundamental y un eje para sostener la masacre, en muchos de los casos pusieron templos en los antiguos sitios sagrados de los nativos, como estrategia para poder continuar con sus creencias. Muchas de las ideas religiosas nativas se sincretizaron con las de los colonizadores. La religión católica se arraigó las mentalidades de los pueblos y desde entonces Latinoamerica vive con una fuerte carga de leyes, normas y dinámicas de la religión cristiana.

Dentro de la religión cristiana había ejes claves sobre el detrimento de otras culturas, los indígenas no tenían alma ni razón hasta 1537, La iglesia tuvo el poder omnipotente para tomar decisiones, como por ejemplo acabar con los supuesto herejes. En esta campaña de exterminio asesinaron a los que serían los sanadores, los líderes políticos, los sabios de las comunidades. Muchos fueron herejes en la Inquisición que llegó a América Latina con una fuerza arrasadora y destructora: con la Inquisición se podía señalar a cualquiera que practicara ejercicios religiosos diferentes a los de la iglesia Católica, por eso, muchos acabaron siendo torturados y eliminados.

La explotación de las riquezas latinoamericanas como la plata en las minas de Potosí o el Oro en todo el continente no significó un crecimiento real para el imperio español en la época. Muchos de los tesoros sirvieron para pagar deudas y guerras. España no participó en la revolución industrial de forma directa. No se hicieron grandes inventos, no mejoraron las condiciones de la mayoría de los habitantes en el continente.

Como resultado de todo esto, la colonización en América dejó una hoyo negro en la vida cotidiana de los pueblos latinoamericanos. Actualmente a los pueblos originarios se les sigue destruyendo, despojando de sus tierras, subvalorando sus cosmovisiones y negándoles su autodeterminación. Además, quedo una herencia, que hace que los actuales gobiernos y una parte de la sociedad, aún hoy subvaloren el saber de los pueblos originarios y los condenen a seguir siendo sometidos y a violentar su cultura, su forma de pensar y sus normas.

Catalina Carmona Ruiz / Martes 12 de octubre de 2010
Estudiante sociología 1997-1999 Universidad Nacional de Colombia. Socióloga U. de Valencia, España. Master investigación: Sociología Latinoamericana. U. Sorbonne Nouvelle. Paris, Francia.

Enviado por el pasquín de radio bemba

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sorry for my bad english. Thank you so much for your good post. Your post helped me in my college assignment, If you can provide me more details please email me.