viernes, 1 de octubre de 2010

Países de Latinoamérica ofrecen su respaldo a Gobierno de presidente Rafael Correa

"Si quieren matar al Presidente, aquí está
Mátenlo si así lo desean
Mátenlo, si son lo suficientemente valientes"
Cita del día en Times.com

Los países de Latinoamérica ofrecieron este jueves su respaldo al Gobierno del presidente ecuatoriano Rafael Correa contra quien se lleva a cabo este jueves un intento de golpe de Estado liderado por sectores de la polícia y militares ecuatorianos.

El presidente del la nación mexicana, Felipe Calderón, expresó su confianza sobre las instituciones de la nación ecuatoriana que encontrarán una salida a la crisis política que experimenta ese país. "El Gobierno de México expresa su preocupación por los hechos ocurridos hoy jueves en la República de Ecuador y que pueden afectar la vida institucional en ese país hermano", expresó la cancillería mexicana en un comunicado.

El jefe de Estado peruano, Alan García, indicó que su Gobierno ejercerá toda la presión necesaria para que sea restablecido el orden institucional en Ecuador. "El Perú ejercerá las presiones económicas y comerciales que tenemos por ser países limítrofes para el respeto de la autoridad en Ecuador", sostuvo en un contacto telefónico con medios de comunicación de su país.

Agregó que cerraría las fronteras con el Estado ecuatoriano hasta tanto se estabilice la situación para evitar toda relación comercial en la parte norte de la zona limítrofe. "Voy a ordenar que en este momento se cierre nuestras fronteras y se detenga todo acto de comercio en la frontera norte hasta que quede esclarecida y debidamente restablecida la autoridad del presidente Correa", afirmó. Además, García anunció que conversará con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, para que su país aplique las mismas medidas a Ecuador y se ejerza presión para que se restituya el orden constitucional.

El Estado boliviano también se pronunció en relación con la crisis que experimenta Ecuador en estos momentos y ofreció su total respaldo al proceso democrático de esa nación. "El Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia condena la conspiración política generada en la hermana República del Ecuador, para alejar de la Presidencia al hermano Rafael Correa y ratifica su respaldo al proceso democrático ecuatoriano'', dijo en un comunicado de la Presidencia boliviana.

En el texto el ejecutivo de Bolivia afirma que "esta vergonzosa conspiración, alentada por políticos que no gozan del apoyo del pueblo, tiene la clara intención de culminar en un golpe de Estado que interrumpa el proceso revolucionario que vive el pueblo del Ecuador".

Asimismo, la Cancillería de Paraguay manifestó su preocupación por la situación en Quito y ofreció su solidaridad al Gobierno del Presidente Rafael Correa. ''La Cancillería Paraguaya expresa su profunda preocupación por la situación protagonizada el día de hoy por el personal policial y militar de las Fuerzas Armadas ecuatorianas en las ciudades de Quito y Guayaquil (...) En tal sentido, el Paraguay expresa su apoyo a la institucionalidad democrática y su solidaridad al Gobierno Constitucional del Presidente Rafael Correa, y rechaza todo tipo de intentos de desestabilización de la democracia en ese hermano país'', dice Paraguay a través de un comunicado.

Adicionalmente, Cuba emitió un comunicado expresando su más profundo rechazo por los hechos ocurridos en Ecuador este jueves e instó a Estados Unidos a rechazar este golpe de Estado que se está llevando a cabo en la nación suramericana para no conventirse en cómplice de los hechos.

El presidente venezolano Hugo Chávez se comunicó este jueves con su par ecuatoriano para expresarle su apoyo tras el intento de golpe que se desarrolla en Quito. En la llamada, Correa confirmó a Chávez que las acciones se tratan de un intento de derrocamiento debido a la insubordinación de un sector de la Policía Nacional a las autoridades y las leyes, de acuerdo con un comunicado de la cancillería de Venezuela.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa, denunció este jueves que las violentas protestas policiales realizadas en Quito forman parte de un intento de golpe de Estado que se ha estado preparando durante meses por parte de la oposición y llamó a las fuerzas policiales que sirven a la patria a subordinarse a sus cuarteles.
"Una oposición que hace rato está buscando un golpe de Estado porque no nos han podido ganar en las urnas",
dijo el mandatario desde el hospital militar en donde permanece recluido luego que resultara afectado por gases lacrimógenos horas antes en un regimiento de la ciudad. Un grupo de policías tomó este jueves a la fuerza el regimiento número 1 de la ciudad de Quito en protesta contra la negación al veto de la Ley de Servicio Público. El presidente de Ecuador, Rafael Correa se encontraba en lugar para intentar dialogar y se vio obligado a abandonar por los hechos violentos que se desataron en la zona. Ante esto, las Fuerzas Armadas de Ecuador expresó su total respaldo al presidente Correa.

Fuente

No hay comentarios: